NUESTRA CULTURA
Search

EL ARTE DIGITAL Y LA RENOVACIÓN EN LA EVOLUCIÓN NATURAL DEL ARTE

POR ANTONIO BLASINI GERENA (artista digital)

-Sinceramente, esta pintura no huele a clásica pintura. No esparce por la sala tal elegancia de aromancia seductora. Tampoco posee el calificativo visual de la textura, la viscosidad suntuosa de los óleos minerales o las opacas y sobrepujadas pastas del acrílico. Ni siquiera la brillantez que logra el ungüento lacrado por la terpentina, ni el pelo de camello del pincel dejado atrás impregnado en la pintura; mucho menos, la ideal y fastuosa intimidad del gozo del pintor con su embarre de color entre las manos... Llega con su argumento de colores sinceramente, exhibiéndose con un esfuerzo de ojos agotados y manos limpias, con el efímero olor de las tintas artificiales de la impresora que la gesta. Se presenta con nítida simpleza sobre la ingenua aspereza de la superficie plana de la tela con los primordiales y recónditos humores de la esencia del arte natural, propiciada por el mismo genio milenario que alguna vez decidió ornamentar su pretérida caverna.- A.B.G.
La encomienda del especialista que escribe la historia o del que ejerce su praxis como crítico de arte, enfrenta ante la “Plástica Digital” la difícil tarea de razonar la compleja proyección de su sentido, arrobado por los vertiginosos y versátiles sismos que estremecen su codificado camino de vanguardia. Por otro lado, sus detractores o puristas “full time”, tampoco han encontrado la forma de respirar en ésta su llamada “turbulencia temporal de espacio y tiempo” catalogada por la mismísima exasperada estirpe como “Cultura Digital”. Sus promotores, por otra parte, afirman que se trata del “arte de la época” y que como tal llegó para quedarse con el mañana. Mas no empece a la incertidumbre del historiador, del crítico de arte, de los promotores y de los detractores del medio en discusión, los valores del ideal virtual del “Arte Digital” sin duda alguna, fluyen inherentemente dentro de la ética y estética de la propia esencia de la naturaleza del arte.

Como sabemos, aún no ha sido claramente descifrada, con una interpretación adecuada, lo que hoy se denomina entre las bellas artes como “plástica digital”. Poco se ha escrito sobre esta dinámica tendencia que comienza a exhibir su adolescente madurez en los años 80’. El arte aplicado a la computadora presenta un choque con lo tradicional y exige su revalorización ante los medios plásticos debido al hallazgo de nuevas formas y herramientas donde expresarse. No intenta fijarse como teoría ni convertirse en una forma de expresión sistemática. Como todo artista plástico, el artista digital busca la expresión novedosa, fecunda, espléndida, el núcleo esencial del arte natural y trabaja en una actividad de transformación ajustada a la conciencia misma de la evolución del arte.
Al margen de cualquier vínculo con experiencias contingentes, el sentido del artista va dirigido con el solo designio de explorar la misma raíz del arte, sin determinar cuáles sean las experiencias evolutivas que puedan derivarse, capaz de desarrollar hasta las últimas consecuencias su experimento intelectual, digital. Para el artista, la computadora no es sino un medio e instrumento, representante sólo del lado técnico de su ente creativo, afanado en la consecución plena de la evolución del ideal estético. Hallamos en ella, la experiencia no resuelta de una problematicidad aun no resoluble desde la edad media entre el hombre y la máquina. Su naturaleza mecánica particular y de cierto modo hasta "ayer", inhabitual modo de indagación artística, se presenta y se hace parecer a una dirección, un movimiento, una ciencia, una escuela.

Ninfas y Equinos

El artista, con una valorización positiva del medio, trabaja con los conceptos precisos de la tecnología, con los términos exactos de un lenguaje matemático, digital. Sus mecanismos, de orígenes más complejos de lo que pudiera parecer, producen un arte de nuevo contenido. El artista digital posee infinidad de vías para alcanzar su certidumbre, infinidad de grados para plantear sus análisis y desenvolvimientos que semejan algún método re-educativo, ideado por un psiquiatra postmodernista. El método del medio presenta problemas "facilísimos" que producen la impresión de haber hecho un descubrimiento. El artista se somete al método científico de la experimentación que le impone un medio que por naturaleza carece de una metodología universal creada para el uso de todos. Las premisas del método son, más que un programa o un ”software”, un acto no definido, sin leyes lógicas, sin los datos de la experiencia. Esto de ninguna manera presenta contradicción con la acción artística. Por el contrario, como el músico de jazz, encuentra la acción misma en el fenómeno de la improvisación. Se producen improvisaciones afortunadas en el estado de excitación visual, se materializan nuevas formas que incitan al ensayo de un nuevo experimento; y por la presteza con que es captada la conmoción visual, el valor de las apariciones improvisadas va enriqueciéndose continuamente de nuevas experiencias. Experiencias que lanzan al artista a la conquista de las técnicas, a la necesidad física y espiritual de la victoria sobre el medio. Y es que va verificando las experiencias en las formulas descubiertas. Va adaptando en el proceso de estudio ideas y esquemas generales para problemas particulares y empíricos, accesorios para la noción del artista que va en pos de su manifiesto técnico.

Podemos concluir que ante las posibilidades de un drama sensorial que no se agota, la innovación técnica de este medio presenta un lenguaje pictórico constituido por toda clase expresionista. Ante el afán del descubrimiento, la interiorización crítica, la invención, el arte digital se revela con las mismas exclamaciones repentinas, exaltadas, de los sobresaltos de la propia esencia de la naturaleza del arte.



nanomag

Cultura Común es un centro de difusión, divulgación y debate sobre los asuntos que son comunes. Porque la diferencia, la diversidad, la divergencia y la disidencia nos es común. Desde este espacio se ofrecerá una nueva perspectiva sobre la manifestación cultural puertorriqueña, sus actores, sus protagonistas, y su público. Envianos tu colaboración a info@culturacomun.com


0 thoughts on “EL ARTE DIGITAL Y LA RENOVACIÓN EN LA EVOLUCIÓN NATURAL DEL ARTE